Enero 2019 - Cierre del 2018 y perspectivas para el 2019

Econometría Consultores espera que durante este año la economía colombiana mantenga la senda de recuperación iniciada en 2018. Si bien la información de crecimiento del PIB del año completo aún no se encuentra disponible, los analistas económicos coinciden con Econometría en que esta cifra se ubicará alrededor del 2,6%, lo que significaría un aumento de cerca de 0,8 puntos porcentuales respecto a lo observado durante 2017.

Diciembre 2018 - Balance positivo

Durante el 2018 el comportamiento de las principales variables macroeconómicas en Colombia estuvo dentro de lo esperado por los analistas. Se espera que para el cierre de 2018 el crecimiento de la economía colombiana se ubique por encima del promedio de sus pares de la región, y que durante 2019 continúe su senda de recuperación.  Aunque los datos de crecimiento del último trimestre del año aún no están disponibles, este fue un año de recuperación. Otras variables macroeconómicas como la inflación están bajo control, y en general indicadores como la tasa de desempleo y el déficit de cuenta corriente no presentan alarmas.

Noviembre 2018 – De nuevo, reforma tributaria

En los últimos ocho años, Colombia ha tenido cinco reformas tributarias y es probable que para 2019 este número aumente a seis. Con esta reforma se busca disminuir el déficit fiscal a 2,4% del PIB y a su vez financiar programas sociales estratégicos del gobierno. Para lograrlo, la reforma propone múltiples medidas dentro de las cuales destaca el aumento del IVA a 19% en productos de la canasta familiar y un mecanismo de devolución de impuesto a las personas más pobres. La medida será debatida en el congreso y, posiblemente, sea modificada. 

Octubre 2018 - ¿Qué explica la recuperación económica?

A finales de 2017, se esperaba una leve recuperación de la economía colombiana para el año 2018.  Al día de hoy, el crecimiento económico ha sido sistemáticamente mayor al esperado por el mercado y la inflación se encuentra en el rango meta. El crecimiento económico reciente se ha explicado por un buen comportamiento del consumo de los hogares y el gobierno y se espera una recuperación en el rubro de inversión y exportaciones. No obstante, el entorno macroeconómico global genera riesgos para la economía colombiana.

Septiembre 2018 - ¿Contagio? Por ahora, no

La recuperación de la economía global ha impulsado una mayor demanda de petróleo. Al mismo tiempo, dicho aumento en la demanda global ha dado espacio para el aumento de la tasa de interés de los países desarrollados, generando un flujo de capitales de los países emergentes a los países desarrollados. Lo anterior ha generado riesgos en economías como la turca y argentina. En este momento, no es creíble que la economía colombiana se contagie, no obstante, factores como la cuenta corriente pueden ser fruto de riesgo si no se toman las medidas adecuadas.

Agosto 2018 - Los retos del mercado laboral colombiano

Ivan Duque comienza su período presidencial con una economía estable. A pesar de que la economía colombiana enfrentó una gran conmoción en los precios del petróleo, las autoridades macroeconómicas lograron suavizar los efectos inflacionarios y contractivos que este shock podría haber tenido sobre la economía. Sin embargo, existen preocupaciones sobre el comportamiento del mercado laboral, a pesar de su capacidad de recuperación frente a los choques recientes. La tasa de desempleo en Colombia es alta. Por ejemplo, la tasa de desempleo más baja ha sido del 8,9% en 2014. Econometría Consultores estimó la tasa de desempleo estructural y descubrió que se trata de un 10%. Esto implica que uno de los principales desafíos para el nuevo gobierno es la baja tasa de desempleo sin reducir la inflación y fomentar el empleo formal.

Julio 2018 - ¿Una nueva normalidad en los precios del petróleo?

En los últimos años la correlación entre los precios del petróleo y la tasa de cambio ha sido fuerte y negativa. Dado que Colombia es un país exportador de petróleo, su oferta de divisas crece cuando el precio internacional del barril aumenta. El hecho que la correlación haya aumentado durante los últimos años muestra que el país se ha hecho más dependiente de dicho commodity. Lo anterior ha generado un proceso de enfermedad holandesa, lo que implica dificultades para el país en materia de solidez del crecimiento económico y en términos de la sostenibilidad del gasto público.

Junio 2018 - Primer trimestre de 2018: Buenas noticias

Los analistas económicos y las autoridades macroeconómicas están gratamente sorprendidas con los resultados de PIB en el primer trimestre de 2018. Si bien la mayoría esperaba una recuperación, el crecimiento interanual de 2,2% estaba dentro de los límites superiores de los pronósticos. Colombia enfrentó tiempos difíciles luego de la caída de los precios del petróleo en 2014-2015. El proceso de ajuste ha sido organizado y logrado mantener la estabilidad de precios y reducir el déficit fiscal. La política monetaria independiente y la disciplina fiscal han sido la norma durante los últimos años. Estas instituciones junto a otras han permitido que Colombia hoy sea parte de la OECD. Son buenas noticias para la economía colombiana.

Mayo 2018 - ¿Cuáles son las propuestas económicas de los candidatos presidenciales?

Hay dos discusiones económicas importantes en el debate electoral: la diversificación de la economía y la mejorar la calidad del gasto público. Lo anterior se debe a la alta dependencia de la economía colombiana y las finanzas públicas con el petróleo. La mayoría de los candidatos muestran acuerdo en este diagnóstico, pero tiene distintas soluciones a este problema. No obstante, el asunto que está definiendo el escenario electoral es la implementación de los acuerdos de paz firmados con las FARC.

Abril 2018 - Balanza en Cuenta Corriente por Buen Camino

Desde el año 2014, Colombia sufrió un choque importante debido a la caída de los precios del petróleo, los cuales se vieron reflejados en una menor tributación, una reducción en las exportaciones y una mayor inflación. Lo anterior obligó a una serie de políticas macroeconómicas complejas para el país. Puntualmente, política monetaria contractiva, libre flotación de la tasa de cambio y una reforma tributaria para aumentar los ingresos del gobierno. El déficit en cuenta corriente se ha reducido dentro de los últimos trimestres y está en una senda sostenible en el largo plazo, no obstante, dicha reducción no se debió al efecto de la devaluación en las exportaciones sino a la recuperación del sector minero-energético. Lo anterior refleja que el país perdió competitividad y ha sufrido un proceso de desindustrialización.